¿Cómo llevar adelante un buen liderazgo remoto?

liderazgo-remoto

Escrito por María Eugenia Raffaele

¿El trabajo remoto llegó para quedarse? Lo más probable es que sí. En esta nueva normalidad que provocó el drástico éxodo de la oficina a la casa, el liderazgo remoto se ha vuelto todo un desafío, principalmente porque lo que parecía un inconveniente a corto plazo se convirtió en un cambio permanente no solo en el dónde, si no en el cómo trabajan las personas.

Casi el 40% de los colaboradores en economías desarrolladas trabajaron de forma remota el año pasado, y los números continúan creciendo al día de hoy. Con una mezcla de home office y oficina, el liderazgo remoto puede ser difícil tanto para los líderes como para los colaboradores, en especial si las necesidades no coinciden con la realidad. A pesar de que los líderes sientan que están haciendo todo lo posible para mantener comprometidos, cohesivos y productivos a sus equipos, los colaboradores parecen no percibirlo de esa manera. De hecho, ellos sostienen que a su experiencia remota le falta el entrenamiento adecuado y la contención necesaria:

liderazgo-remoto-1

Sin embargo, si estás leyendo esto tenemos buenas noticias para ti, significa que te importa el bienestar de tu equipo y que estás buscando prácticas efectivas para asegurarte que tengan la mejor experiencia posible.  La realidad es que se espera un incremento del 34.4% de personas trabajando desde casa, dejando un 72% de colaboradores desempeñando tareas de forma remota alrededor del mundo. Así que sin más introducciones, nos gustaría compartir contigo nuestras principales estrategias sobre  cómo liderar equipos remotos y sostener una cultura organizacional cohesiva en donde las personas complementen sus habilidades, se mantengan productivas y se sientan comprometidas.

Estrategias que puedes llevar adelante

Liderar un equipo es una tarea compleja, y más aún cuando no todas las personas se encuentran en el mismo lugar. De seguro te estarás preguntando “¿cómo construyo, sostengo y creo una cultura con equipos remotos?” “¿Cuánto debo estar para ellos sin terminar micro administrando o interrumpiendo su trabajo constantemente?” 

La realidad es que existen muchas estrategias y tips para liderar equipos remotos, pero tienes que encontrar aquellas que se ajusten a las necesidades y objetivos de tu equipo y compañía.  

El camino hacia un liderazgo de equipos remotos efectivo consiste en 3 pasos clave: 

liderazgo-remoto-2

Estrategia 1: ¿Qué necesitan mis equipos? Conecta con ellos y escucha con atención

Este es un pilar fundamental para tomar buenas decisiones futuras como líder. Además de ganar información valiosa sobre cómo se sienten tus colaboradores y cuáles son sus necesidades, crearás mayor visibilidad, mejorarás la confianza y empoderarás a tus equipos. 

La mayor preocupación que tienen los equipos remotos es si todos están en la misma página y van en la misma dirección o no. Tu tarea, entonces, es estar disponible para ellos —no estarás micro administrando, sino que simplemente demostrarás que te importan los miembros de tu equipo y que estás abierto a escuchar sus necesidades para hacer más eficientes y enriquecedoras las dinámicas laborales—.

TIPS PRÁCTICOS: 

Estrategia 2: Sé honesto y revisa tus prácticas

A veces crees que estás haciendo todo perfecto, pero puedes estar equivocado… Cuando revises las encuestas y el feedback de las personas, asegúrate de mantenerte abierto y reflexivo. Incluso el feedback negativo puede ser positivo, siempre y cuando lo veas desde otra óptica y lo utilices como una herramienta de mejora personal.

Este momento es una oportunidad para revisar la forma en la que estás haciendo las cosas y tomar decisiones más inteligentes y acertadas que realmente respondan a las necesidades de la gente. A veces lo que tus equipos necesitan es ser escuchados, sentir que tienen visibilidad, o mayor entrenamiento para las tareas que todavía no entienden por completo. Una vez que conozcas sus necesidades, asegúrate de planear formas efectivas para encararlas.

TIPS PRÁCTICOS: 

  • Ten programadas reuniones regulares una vez por semana: Las personas que trabajan de forma remota necesitan sentir que sus  líderes son accesibles y los pueden orientar . Asegúrate de establecer y alinear objetivos junto a tu equipo – hazlos partícipes.
  • Visibiliza a las personas: Demuéstrales que tienes en cuenta su trabajo enviándoles reconocimientos para asegurarles que están haciendo las cosas bien. Además, todos los miembros de la compañía deben visualizar el trabajo del otro. De esta manera, los equipos remotos o presenciales que generan mayor impacto pueden influenciar positivamente el desempeño de los demás.
  • Mejora las conexiones entre otros equipos y líderes dentro de la organización: Esta es una buena manera de promover el sentido de comunidad, que en tiempos de trabajo remoto puede resultar en una estrategia valiosa para conectar y mejorar el compromiso.
  • Nunca se puede ser demasiado claro: No asumas que los otros entienden lo que estás comunicando. Tómate el tiempo para explicarte mejor. La distancia física puede ser nuestro peor enemigo sin una comunicación efectiva. La claridad y la consistencia son la clave, así que establece objetivos claros, fechas de entrega y utiliza plataformas de comunicación efectiva como Slack o Microsoft Teams, que no solo son gratuitas, sino que también facilitan la comunicación entre colegas.

Estrategia 3: Mentalidad de crecimiento y adaptación

Nuestra última —pero no por eso menos importante— estrategia para considerar a la hora de ejercer un buen liderazgo remoto. Las organizaciones con mentalidad de crecimiento pueden encontrar de forma efectiva maneras de recrear las conexiones profesionales y emocionales preexistentes entre los equipos antes de la pandemia, y ver el trabajo remoto como una oportunidad para mejorar la innovación.

Y otra vez, la clave del éxito reside en tu cultura organizacional. Tienes que crear una cultura que trascienda los lugares físicos  y que sea clara a la hora de explicar cuáles son los valores y la misión, cómo se llevan adelante las tareas en la compañía y por qué estás en el negocio haciendo lo que haces. Si logras transmitir esto a todos los miembros de tu equipo, sin importar la ubicación física, será más fácil para ellos sentir que pertenecen a la compañía y conectar con la cultura y los objetivos.

TIP PRÁCTICO: 

En tu próxima reunión de liderazgo remoto, te sugerimos que pongas en práctica estas preguntas de mentalidad de crecimiento:

  • ¿Cómo queremos que sea la experiencia de nuestros equipos remotos?
  • ¿Cómo podemos usar la tecnología para proveer respuestas más innovadoras y creativas a las necesidades de las personas?
  • ¿Cómo estamos haciendo que los miembros del equipo se conecten entre sí?
  • ¿Estamos haciendo que los colaboradores remotos y me refiero a todos, incluso a los nuevos— sean parte de nuestra cultura organizacional?
  • ¿Somos lo suficientemente digitales?
liderazgo-remoto-3

¿Qué le pasa a las compañías que no se hacen estas preguntas?

La respuesta es simple: no serán capaces de gestionar equipos remotos de forma exitosa. Es necesario transmitir intencionalidad, interés y consideración. Incentiva las reuniones entre líderes colegas para pensar maneras creativas e innovadoras de mantener motivados y comprometidos a los colaboradores, y sostener tu cultura organizacional más allá de los límites físicos. Caso contrario, tarde o temprano tu organización terminará fracasando. 

En Globant, más allá de estar acostumbrados al teletrabajo de forma esporádica, también tuvimos que revisar nuestra forma de hacer las cosas para asegurar la buena cohesión de los equipos y mantener al personal motivado, conectado y comprometido, incluso trabajando de forma remota. Simplemente mantuvimos una mente abierta e innovadora, escuchamos a todas las voces y aplicamos las tecnologías necesarias para ofrecerles a nuestros equipos los recursos necesarios para que se sientan contenidos.

Entonces, ¿cómo llevo adelante un liderazgo remoto exitoso? Como dijimos antes, cada compañía tiene culturas y necesidades distintas, pero si nosotros pudimos lograrlo, ustedes también. Es por eso que te desafiamos a seguir cuestionándote a ti mismo y a mantenerte receptivo para aprovechar al máximo tu cultura y mejorar el compromiso de tus colaboradores todos los días.  El futuro del trabajo está aquí, y nosotros podemos ayudarte a transitarlo.

Post Relacionados